Encuéntranos en
   

 

Señal en vivo Señal en vivo

Un juez de Medellín envió a la cárcel a un exempleado y sindicalista de la empresa Isagen, como presunto responsable de varias irregularidades en la celebración de contratos que le habrían permitido un incremento patrimonial injustificado de por lo menos 1.500 millones de pesos.

La denuncia fue formulada ante la Fiscalía por la propia compañía, luego de una auditoría interna realizada, en la que se estableció que entre los años 2006 y 2015 el investigado concentró los procesos de contratación en tres empresas.

Según la Fiscalía, a las compañías proveedoras se les habría exigido millonarias coimas para otorgar los contratos y el dinero era consignado en cuentas personales de su esposa, madre y suegra.

Los investigadores de la Fiscalía establecieron que los sobornos oscilaban entre el 40 y 60 % total de las contrataciones.

Los contratos de suministros estaban relacionados con la compra de equipos y otros elementos utilizados para el mantenimiento de varias hidroeléctricas manejadas por Isagen.

La Fiscalía indicó que la asignación salarial del procesado no alcanzaba los 6 millones de pesos mensuales, aunque sería el propietario de dos camionetas de alta gama y lujosas propiedades en Medellín y la Costa Atlántica.

El ente investigador confirmó que se investiga si hubo irregularidades en la adjudicación de otros contratos por una cuantía superior a los 9.000 millones de pesos.

 

El Colombiano